13 de agosto de 2012

Un paseo en bici




Cuando Tina y Leo se han despertado de la siesta, Papá les tenía preparada una sorpresa.

-       Chicos, vamos a coger las bicis y ¡daremos un paseo!

¡Qué contentos se han puesto Tina y Leo! Papá tiene una bici verde y mamá una azul, las dos tienen una silla en la que viajan Tina y Leo. Se han puesto los cascos y cuando mamá ha preguntado “¿Estáis listos?”, los dos han contestado “¡Síííí´!!”.

Al principio papá y mamá han ido despacito. Tina y Leo iban cantando, cada uno en una bici.

Después de unas cuantas canciones, Tina y Leo querían más emociones. “¡Más rápido, más rápido!”, han empezado a gritar. Y papá y mamá han pedaleado, y pedaleado más, y más aún… ¡Qué divertido el viento en la cara! Los rizos de Tina y Leo no paraban de moverse.

Hasta que han llegado a una larga cuesta. Las bicis han empezado a coger velocidad. A Tina le ha gustado mucho, no paraba de gritar de la emoción. El pobre Leo al principio se ha asustado un poco, hasta ha cerrado los ojos. Luego los ha abierto poco a poco y al llegar al final de la cuesta también gritaba como Tina ¡Qué emocionante ha sido bajar por la cuesta!

Cuando se han recuperado de las emociones, han vuelto a cantar. Hasta que han visto que, a lo lejos, se veía ya su casa.

-       “¡Queremos más!”, han pedido Tina y Leo
-       Pero papá y yo estamos cansado de tanto pedalear, ha explicado mamá.
-       Además, he dejado unos bocadillos preparados, ¡nos están esperando en casa!

Ilustración: Ana del Arenal

Lee cuando quieras este cuento infantil de Tina y Leo en bici


No hay comentarios:

Publicar un comentario