26 de noviembre de 2012

El zorro aviador



Vivía en un bosque frondoso un zorro listo que todos los días se levantaba temprano para poder observar cómo los pájaros volaban por el cielo. Le encantaba su vuelo, sus giros en el aire y cómo descendían rápidamente en cuanto veían alguna miga de pan para poder comerla.

El zorro les contemplaba con un  casco de aviador en su cabeza. -“Por si acaso”- respondía cuando le preguntaban porqué lo llevaba. -“Por si acaso de repente empiezo a volar yo también”-, explicaba.

-“¡Vaya!”- pensaban el resto de animales, -“no se ha dado cuenta el zorro de que los animales que vuelan necesitan alas y él en cambio tiene patas”-. Y así se lo explicaron. Pero, el zorro, por si se habían equivocado los animales, hizo varios intentos de volar, agitando con mucha rapidez sus patas y la cola. Y como no lo conseguía decidió probar comiendo migas de pan, pensando en que ese era el secreto para poder volar como los pájaros.

Pero finalmente comprendió que, como ya le habían insistido los animales, nunca podría volar, porque no tenía alas.  Y como era listo, enseguida empezó a pensar en el montón de cosas que en cambio él sí era capaz de hacer. Como correr tanto tanto que parecía que estaba volando, y para eso sí que necesitaba el casco ¡no fuera a chocarse con algún árbol!

Ilustración: Ana del Arenal
Lee cuando quieras este cuento infantil sobre un zorro

No hay comentarios:

Publicar un comentario