11 de febrero de 2013

Mejor jugar juntos


Tina y Leo estaban muy contentos con los regalos que les había hecho una de sus tías: un juego de construcción para Tina y un puzzle para Leo. Se han sentado en su habitación y han empezado a jugar.

Leo ha empezado a montar el puzzle, que mostraba el dibujo de un tren. Ha empezado por la locomotora, después un vagón… pero al cabo de un tiempo no sabía qué pieza poner. Tina se ha dado cuenta y ha empezado a revolver el puzzle para buscar la pieza que encajaba.

- ¡No!, ha gritado Leo. Tú juega con tu juguete, que yo estoy jugando con el mío.

Tina ha protestado un poco antes de volver a sus bloques de construcción. Estaba haciendo una torre de varios colores.

Al cabo de un rato sin encontrar la pieza, Leo ha comenzado a aburrirse. No sabía cómo continuar el puzzle. En cambio, veía que la torre de Tina crecía y crecía… su juego parecía mucho más divertido.

Pero al acercarse a la torre, ha sido Tina la que se ha enfadado. Los mellizos han empezado a gritar y mamá ha llegado. “¿Se puede saber qué está pasando?”, ha preguntado. Cuando le han contado lo ocurrido, enseguida les ha dicho: “No sé por qué os enfadáis, si la solución es muy fácil. Primero hacéis juntos el puzzle de Leo y después construís la torre. ¡Es mucho más divertido jugar juntos!”.

Ilustración: Ana del Arenal


No hay comentarios:

Publicar un comentario