23 de julio de 2012

Col, el caracol miricol en busca del sol

cuentos infantiles

Col era un caracol miricol al que le gustaba mucho sacar sus cuernos al sol. Pero en el bosque en el que vivía siempre llovía y Col se había convertido en el caracol triste que nunca veía un rayo de sol. Hasta que un buen día decidió ir a descubrir otros bosques donde calentaran los rayos. Se convirtió entonces en el caracol miricol que iba en busca del sol.

Hizo su maleta y puso todas las cosas necesarias para su aventura en su concha de espiral: pijama, almohada, una hoja de lechuga bien grande, agua, bañador, crema protectora y gafas para el sol. Y comenzó su viaje, muy lento, normal porque era un caracol, pero muy contento pensando en sus días de calor que estaban por llegar.

El momento más difícil del viaje fue aquel en el que se encontró frente a una enorme colina que había que subir. Su concha, tan cargada de útiles, le pesaba demasiado y además ¡empezaba a estar cansado! Así que hizo una parada y aprovechó para almorzar la lechuga y el agua. Ahora iba más ligero pero sin embargo Col tenía la tripa demasiado llena ¡había comido y bebido tanto! Decidió echarse una siesta ¡menos mal que había cogido el pijama y la almohada!

Después de la siesta Col se sentía mejor y con fuerzas para empezar el ascenso por la colina. Y cuando por fin llegó a la cima sus antenas no podían creerse lo que estaban viendo ¡un extenso valle soleado! Se deslizó y corrió  colina abajo como nunca un caracol lo había hecho, hasta llegar al valle.

Se puso su bañador, gafas de sol y extendió por su concha la crema solar ¡había encontrado el bosque en el que quería vivir! Hacía calor y el sol brillaba. Así que decidió quedarse allí y convertirse en el caracol miricol ¡que siempre se estaba tostando al sol!

Ilustración: Ana del Arenal

6 comentarios:

  1. Me encantan vuestros cuentos, y las ilustraciones son lo más...

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Me fascina vuestros cuentos dale sigue así por que vuestros cuentos son lo maximo

      Eliminar
  3. ¡Qué bien que te haya gustado! Te animamos a que sigas navegando por el bául.

    ResponderEliminar