16 de julio de 2012

Una noche de estrellas



- ¿Tenéis sueño?, ha preguntado mamá después de cenar
- Noooo, han contestado Tina y Leo
- ¿Os gustaría que fuéramos a ver las estrellas?
- ¿Qué son las estrellas?
- Son puntos de luz que brillan en el cielo. Algunas noches se mueven, entonces se llaman estrellas fugaces. Seguro que hoy podemos ver alguna.

Tina y Leo han ido con mamá y papá hasta un monte que hay cerca de casa. Han sacado la vieja manta que llevan siempre en el coche y se han sentado los cuatro a mirar el cielo.

- ¡Cuántas seprellas!
- Se dice estrellas, ha corregido Leo, pero ninguna se mueve.
- Hay que esperar un poco, ha dicho papá.

Los cuatro estaban mirando atentamente al cielo mientras bebían los vasos de leche que ha preparado mamá.

- ¡Ahí, ahí hay una!, mamá ha señalado una estrella que se movía en el cielo. ¿La veis?
- ¡Sí!, Tina y Leo se han puesto muy contentos.
- Ahora tenéis que pedir un deseo, ha explicado papá.
- ¡Queremos un perro!, han pedido Tina y Leo a la vez.

Vaya, vaya… ¿concederán de verdad las estrellas fugaces los deseos?
Ilustración: Ana del Arenal

Imprime este cuento

No hay comentarios:

Publicar un comentario