31 de marzo de 2014

Las ranas raperas



Eran tres hermanas ranas verdes que se aburrían en su charca. Cada mañana cuando se despertaban repetían “me aburro, me aburro”, y se ponían a saltar de nenúfar en nenúfar hasta que pasaba una mosca y se la comían.

Un día el pato que también vivía en esa charca y que estaba cansado de tanto oír “me aburro, me aburro” les dijo muy enfadado:

-¿Por qué decís todas las mañanas lo mismo? Parece que estáis cantando una canción.

Y en lugar de enfadarse las ranas, les pareció genial la idea que, sin darse cuenta, el pato les había dado.  

-Vamos a cantar. Eso es lo que vamos a hacer para pasarlo bien. Vamos a pensar la letra de una canción y a acompañarla con nuestros saltos ¡Nos vamos a convertir en las tres ranas raperas!

Y se inventaron una animada canción que decía así: “me aburro, me aburro y me compro un burro que como no sabe nadar, no puede venir, a mi charca a jugar”.


Y qué éxito tuvo la canción, y cómo se divertían las tres ranas raperas mientras la cantaban y bailaban. Quien sin embargo no se divertía era el pato, que ahora también estaba harto de que todas las mañanas le despertaran las ranas con la misma canción.

Ilustración: Ana del Arenal
Lee cuando quieras este cuento infantil sobre una rana

No hay comentarios:

Publicar un comentario