El tiburón que aprendió a nadar


Cuento de un tiburón que quería aprender a nadar


Era un tiburón pequeño, de apenas unos meses, que veía con envidia cómo los tiburones grandes nadaban y se movían por el mar con mucha soltura. Él también quería ser como ellos, para hacer carreras con las tortugas de mar y poder bucear durante kilómetros y kilómetros.

Así que una noche decidió decirle a su abuelo tiburón que le enseñara a nadar.  Este le explicó, con mucha paciencia, que para poder nadar era necesario que su aleta y su cola crecieran un poco más. Pero el tiburón pequeño no quería esperar y tenía prisa por aprender a nadar, así que le insistió a su abuelo tiburón para que inventara una solución.

El abuelo le puso unas aletas y una cola hechas de algas y le enseñó los movimientos que tenía que hacer para poder nadar. El tiburón con el paso de los días consiguió nadar. Creía que gracias a sus aletas y cola de algas, pero en realidad era que había crecido ¡ya medía 6 metros! y que, como todos los tiburones, podía nadar veloz por el mar con sus aletas y cola de verdad. 

Ilustración: Ana del  Arenal

Imprime este cuento

26 comentarios:

  1. que padreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee esta genialllllllllllllllllll

    ResponderEliminar
  2. ¡Nos alegramos un montón de que te haya gustado! Te animamos a que sigas leyendo otros cuentos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Laura, gracias por compartir este precioso cuento. ¿lo escribiste tú? Te comentó que me tomé el atrevimiento de ilustrar la historia (incluida algunas modificaciones menores en el texto). Usualmente hacemos esto para personalizar historias para clientes pero en este caso este lo usé para el cumpleaños de mi pequeño :) Resultó librito pequeño y corto con elementos para colorear que regalamos a cada uno y que les encantaron a todos.

    Te lo comparto tanto a ti como a todo el que le pueda ser útil. Al final del libro está referenciada esta página como autoría de la historia. Si quisieras que adicional a esto, tenga alguna otra atribución, déjame saber y te lo envío como gustes.

    Gracias otra vez por compartirlo
    El pdf se puede descargar de este link: http://bit.ly/30BDWQe

    Recibe un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¡Qué bien que disfrutaran del cuento en el cumpleaños! Gracias por compartir tu trabajo y por informarnos

      Eliminar
  5. Me encantó he pasado un rato muy agradable con mi nena leyendo cuentos ahora que está enfermita. Gracias,de verdad muy lindos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué penita dan cuando están malitas nuestras hijas! Espero que os animéis a seguir leyendo cuando ya no haya fiebre ni malestar...

      Eliminar
  6. Es muy bonito el cuento. A mi me gusta escribir cuentos para mis nietos. Ellos, me lo agradecen cuando me miran y sonriendo me dicen otro, otro, yaya...Que vivan los cuentos FELICES¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar